Volver
Rueda Laringea

En la base de la garganta está la raíz de la poderosísima rueda dominadora del éter atmosférico terrestre; cruza el cartílago tiroides, se enrosca alrededor de las glándulas tiroides, sale por la región mentoniana, reflejándose en el astral a la altura de la garganta.
Esta rueda compaña todos los sonidos, desde el más tenue hasta el más intenso.
Ella creó los oídos e influye sobre ellos, copiando éstos, de su modo de ondular, la forma espiral de la oreja y del oído interno. Genera desde las pequeñas espirales que producen los sonidos débiles hasta las más grandes, que engendran los más fuertes, siendo ella representada en el cuerpo físico por la forma de las caderas y por la influencia que sobre éstas ejerce.
Su color etéreo es, cuando está en descanso, de un color azul verdoso con pequeñas estrías rosadas o negras; cuando empieza a moverse, el azul se hace cada vez más intenso y cuando alcanza un estado de perfecta armonía vibratoria, es de un color plateado, exactamente del color de las olas del mar cuando incide sobre ellas, en una noche serena, la luz de la luna llena.
Cuando ella alcanza un altísimo y negativo estado vibratorio, el azul se vuelve añil y negro, pero un negro brillante. Es un pequeño ensayo este último, de lo que será la maravillosa vibración universal en la hora del Gran Descanso, del Mahápralaya.
No tiene esta rueda, una relación directa con los sentidos astrales ni con los físicos, sino directamente con los sentidos mentales, y bajo su dominio se desarrolla el estado intelectual y racional de la Humanidad.
Esta rueda influye sobre las glándulas tiroides y paratiroides que son las que regulan la energía del ser. La tiroxina, que influye sobre el metabolismo general acelerándolo, ayuda al desarrollo intelectual y su rápido funcionamiento; así como la paratiroides, que fija y regula el calcio sanguíneo junto con la vitamina D, es la que mantiene la energía en la circulación sanguínea.
Muchas enfermedades de desequilibrio celular son exclusivamente producto de falta, o exceso, de sus hormonas en el organismo.
Por eso, el apogeo del dominio de esta rueda no consiste en llegar a un alto estado vibratorio, que no seria más que destrucción, sino consiste en mantener un estado de vibración armónico y ondulado.

VISHUDDA[Tomado del ZATACHAKRA NIRUPANA]

Versículo 28°

En la garganta está la Rueda llamada Vishudda, que es pura y color púrpura ahumado. Las dieciséis vocales sobre sus dieciséis pétalos, color encarnado, son claramente visibles para Él, cuya mente está iluminada. En el pericarpio de este loto está la Región Etérea, de forma circular y blanca como la luna llena. Sobre un elefante blanco como la nieve, está sentada la Divina Semilla del Verbo.

Comentario

Las modulaciones de la vibración están representadas por las dieciséis vocales escritas sobre los dieciséis pétalos.
Las sílabas son las siguientes:

ā  i
ī  u
ri  rī
bu  bū
ai  o au
am  ah

La fuerza vibratoria en su estado activo está encerrada en la Región Etérea, de forma circular y de color blanco, como la luna llena, que los hindúes llaman Vritta-rūpa.
El elemento de esta rueda es el éter o Bijā de Ambara. También se le llama Bijā-Ham Manu Mantra, que quiere decir: Semilla de la Palabra Divina de Dios o Semilla del Verbo; en una palabra, una vibración hecha forma instantáneamente.
La Semilla del Verbo, el Dios del elemento etérico, está sentada sobre un elefante blanco como la nieve, con la trompa levantada, como describiendo la unión íntima que existe entre la mente y la energía, el hombre y Dios, la Fuerza Creadora y la creada.
A este centro se le llama también La Voz de Dios, El Verbo, el Nombre Inefable.

Versículo 29°

De sus cuatro brazos, dos hacen el lazo corredizo y la aguijada, y los otros dos hacen los gestos del que otorga favores y disipa el temor. Añaden a su belleza. En su regazo mora siempre el Gran Deba, blanco como la nieve, con tres ojos y cinco faces, con diez hermosos brazos, vestido con una piel de tigre. Su cuerpo está unido al cuerpo del Dios del Himalaya y Él es conocido por lo que significa el nombre de Él: el Movimiento Continuo de Dios.

Comentario

La explicación de los cuatro brazos es la siguiente:
El que hace el lazo corredizo da la idea que, cuando la vibración tiene que dar una forma, debe circunscribirse cada vez más alrededor del núcleo.
El de la aguijada representa la lucha que se establece entre una onda larga y una onda corta por la cual se impide que una vibración se transforme en otra.
Aquél que otorga favores, es la vibración que, cuando ha cargado de energía una forma determinada, vuelve a su primitivo estado. El que disipa el temor, significa que se deshace de la vibración u onda inferior que utilizó para su obra.
'Añade a su belleza': la belleza del trabajo universal está en el continuo devenir y transformación de arriba abajo y de abajo arriba.
'En su regazo mora siempre el Gran Deva, blanco como la nieve': El Gran Deva es la energía cósmica, el padre de toda energía universal, que mora en el regazo de la energía cósmica potencial.
'Tiene tres ojos', porque es al mismo tiempo mente, energía y materia.
'Y cinco faces': Todas las ruedas enunciadas hasta ahora tienen su origen en él: el Vishudda, El Mūlādhāra, el Svādhishthānā, el Manipura, el Anāhata.
'Tiene diez hermosos brazos' porque es lo integral de la manifestación y es la manifestación energética en su totalidad.
Está vestido con una piel de tigre para dar la imagen de su excelencia entre los Dioses, pues la piel de tigre sólo era concedida a los altos Iniciados.
Su cuerpo está unido a Girijā, el Dios del Himalaya, por decir que la energía cósmica está estrechamente unida a la mente cósmica, y este conjunto significa, resumiendo, el poder de la Divina Manifestación, la unión de Dios como mente y de Dios como energía, Sadā-Shiva.
Sadā-Shiva quiere decir El Movimiento Continuo de Dios. Es imagen también de Bohas y Jakim. En las figuras que describen a Sadā-Shiva y a la Shakti Shakinī, la imagen está dividida en dos colores: una mitad, que corresponde a la mitad del cuerpo y a dos cabezas y media, es blanca, blanquísima, y la otra mitad es dorada, siempre para simbolizar el flujo y el reflujo cósmico.

Versículo 30°

Más pura que el Océano de Néctar es la Diosa Shakinī, que mora en este loto. Su atavío es amarillo y en sus cuatro manos de loto lleva el arco, la flecha, el nudo corredizo y la aguijada.La región entera de la luna sin la marca de la liebre, está en el pericarpio de este loto. Esta región es la portada de la Gran Liberación para el que desee la riqueza del Ascetismo y cuyos sentidos sean puros y dominados.

Comentario

Shakinī es el aspecto femenino de Sadā-Shiva, pero la Diosa representa también una vibración ya más lenta. Por eso lleva arco y flecha; circunscribe aún más el circuito de la vibración.La luna, durante su vida, tenía una vibración atmosférica permanente, distinta de la de la Tierra.
El hombre, descendiente de la ronda lunar, lleva en sí esa vibración, en estado potencial, en su Rueda Vishudda, imagen del poder. La liebre es el hombre de la Luna. El hombre, como ha trascendido ya ese estado, no tiene la marca de la liebre; tiene el poder potencial, la esencia de la experiencia de la ronda lunar en la vibración de la Rueda Vishudda.
El poder de esta Rueda se puede utilizar para muchas cosas y muchos resultados objetivos; pero para aquél que desee la riqueza de la Yoga, para aquél que quiere un resultado verdadero, subjetivo, místico, ésta es la portada de la Gran Liberación; es el preludio de la Unión Mística con Dios.

Versículo 31°

Quien haya obtenido conocimiento completo del Espíritu por la constante concentración de su mente sobre este loto, llega a ser un Gran Sabio, elocuente y sabio y goza ininterrumpidamente de paz mental. Ve los tres períodos, llega a ser benefactor de todos, libre de enfermedad y pesar y longevo; y, como el Ave-Espíritu, es destructor de peligros sin fin. Quien constantemente fija su mente en este loto, controlado su aliento por la Retención es, cuando iracundo, capaz de mover los tres mundos. Ningún Dios es capaz de dominar su poder, ni resistirle

Comentario

Este centro, desarrollado, hace ver los tres períodos y hace vivir en la hora presente a aquél que conoce perfectamente el pasado y el porvenir; da el dominio sobre los tres mundos, mental, energético y físico; sabe cómo transformar esos tres poderes, por la vibración, de un estado a otro y maneja el rayo de la muerte, que el texto explica diciendo que, 'cuando iracundo, es capaz de mover los tres mundos.'
Agrega, que ni Brama, ni Vishnú, ni Hari-Hara, que es la unión de Vishnú con Shiva, ni Sūrya, Dios del sol, ni Ganapa, Dios de cabeza de elefante, pueden detenerlo.
Los investigadores y los ejercitantes no siempre logran poseer completamente este poder y, aún aquellos que lo poseen, siempre evitan los ejercicios superiores, para conformarse con los ejercicios menores y beneficiosos.No hay que olvidar, que la vibración entera tiende a volver a su punto de partida, al estado potencial; mientras que la vibración limitada solamente construye una vibración similar.